lunes, 17 de marzo de 2008

ESE CLINIC, ESE CLINIC SOY YO...

Cada cierto tiempo, y para darle perlas al rotaje, y aunque sean flojos y mal agradecidos, los colaboradores merecen su fiesta u

homenaje, emocionadísimo hago propicia esta ocasión para ello:



Debo decir que The clinic más que mi lugar de trabajo es mi familia, o sea, YO soy el padre castrador,cabrón y sabelotodo de esa manga de hippies con el hocico hediondo a canabis sativa, yo soy su influjo de éxito, arrogancia, choreza pero con estilo, yo les pago los copetes caros para que les quede el hocico más hinchado que el de la Sarita Vásquez.

Yo al que le deben todo, no puedo dejar de reconocer a uno de estos samurais que luchan conmigo y caminan conmigo,y se toman los Jack Daniel`s conmigo, porsupuesto me refiero al Pato, Patricio Fernández Chadwick, director clásico desde que estábamos en blanco y negro, hoy director espiritual como el mismo argumenta en ese tono de marihuanero con plata que lo caracteriza, bueno yo a Patricio lo conozco de pendejo, cabro de buena familia, medio ahuevonado por el catolicismo pero buen cabro, el ahuevonamiento todavía le vuelve a veces, sobretodo porque fuma ese pasto de mierda que lo deja con cara de estúpido y lo manea con la edición de la revista.





Aún no olvido una vez que mi amigo personal Carlitos Cardoen nos invitó a una degustación de mostos , quedamos como taguas con tanto vino de cien lucas,sobre todo Patito que además se fumó sus huevaítas, y así intoxicado en la droga y el alcohol, me miro y me dijo "PABLO, ERES COMO MI SEGUNDO PADRE",y nos abrazamos, y este cabro de mierda que me vomita mi impermeable italiano, fue un momento inolvidable para ambos.


De cualquier forma, Patito, gracias por considerarme, me emociono y te digo que aunque uno no elije a los hijos, aunque salgan medios ahuevonados, uno los quiere inclaudicablemente,en tu caso, a pesar que te parezcas a Lagos Weber, que es como la mona que se viste de seda, a pesar de que te armé tu carrera de irreverente oficial, yo te quiero, hijo mío... lento, marihuanero y acomodado, pero mío.








7 comentarios:

periodista picada dijo...

en el clinic no le pagan a los practicantes y son los que paran la revista muchas veces y a los colabordores les pagan con una miseria. Hasta les ofrecen platos de comida los domingos en casa de un editor.
La tienda vende huevadas que valen más de 100 lucas...
Asi que FIRME JUNTO AL PUEBLO?
YA, OYE.

Alex dijo...

¿Estás hueveando? Me cuadro con la periodista picada. Si escribes en serio tu relato...que pena caballero, que pena. No creo que muchos en este país puedan tomar jack daniels, ni hacer de la mitad de las cosas que haces tu.

Además The Clinic ha perdido notablemente la línea, ya no son el humor inteligente que eran antaño.

¿Será qué alguien los dejo?
Solamente una humilde opinión.
Saludos

Lucía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Esto lo escribió un enemigo del Tal Pablo Dittborn....si fue el
lamento que solo coincidamos en wagner, tipico viejito que cree
que alguna vez fue de izquierda
y no hizo nada.

bellaco dijo...

socitos, vendo lentes por encargo tipo lagos weber o intelectual snob, como quiere llamarlo. Hay de colores. Hay algunos Benetton, otros RayBan. Son todos Zofri, 3 lucas y dos lucas el envio a santiago.
Igual don Pablo, podríamos hacer negocios, yo le envio lentes y usted les pone la marca The Clinic, Le parece??
mi cuenta Banestado, es: 989796990
y mi celu: 98048048
telefono de casa: (57)8080000
preguntar por Luchomario

pato dijo...

aaaaahhhh Pablo coincidimos en tantas cosas...

rodrigo dijo...

pero como censurando eliminando entradas...? nos esta apareciendo la vena del tata?